Flan casero facilísimo

Flan casero facilísimo
Imagen de Tusartesanias.com

Desde ya les comento que el sabor del flan hecho en casita no tiene ni las mas mínima comparación aún con  los mas ricos que nos venden en los supermercados.
Ni siquiera es caro, es muy sencillo de preparar y lleva pocas cosas y mejor si consiguen buena oferta de huevos, aprovechen y compren para abaratar mas el costo.

Ingredientes:

Para el flan

6 huevos
10 cucharadas de azúcar
600ml de leche
1/2 cucharadita de esencia de vainilla o ralladura limón (o nada como hice yo, queda fantástico igual)

Para el caramelo:

4 cucharadas de azúcar
media cucharada de agua

Preparación

Poner en un bol los 6 huevos, las 10 cucharadas de azúcar y la leche y la esencia o saborizante elegido, pasar por la batidora un buen rato hasta ver todo bien mezclado y levante espuma.

Preparar el caramelo:

Mientras tanto, en una sartén colocar a fuego lento las 4 cdas. de azúcar con el agua y dejar calentar, cuando vemos que va tomando color ámbar,  mover la sartén hacia los lados para que el líquido vaya cubriendo todo el azúcar  y se derrita todo, NO DEJAR QUE SE QUEME (que tome color muy oscuro) porque sino, queda amargo. Hay que estar muy atento con esto. Una vez que esta todo derretido, sacar y volcarlo inmediatamente en la flanera o recipiente para postres, con movimientos rápidos intentar que cubra la base lo mas posible y hacia los lados porque a medida que se enfría, se endurece  y ya  luego,  al incorporar la mezcla del flan y se cocine a baño maría, quedará el topping de caramelo como cubierta.

Preparar el flan:

Ya pusimos el caramelo en la base de la flanera, ahora toca volcar la mezcla del flan sobre la misma. Calentamos el horno a 180ª y colocamos la flanera sobre una bandeja que pueda contener agua unos centímetros y cocinamos.
Atención: Poner la fuente en la parte mas abajo posible (aunque no muy pegada a la resistencia o fuego, pero no muy arriba para que no se queme mucho la capa superior.

Nos daremos cuenta que esta listo cuando pinchamos con un cuchillo y sale seco. Retiramos con cuidado que no se nos vuelque el agua caliente de la fuente y dejamos enfriar.

Tapamos la flanera con una fuente o plato grande que cubra bastante la flanera, damos vuelta con cuidado para desmoldar y VOILA!!!

Sirves en potecitos o platos acompañado de nata montada, dulce de leche  o solo.
 Si te ha salido bien, verás que no dura ni un día
Hasta la próxima receta! 🙂

Anuncios