Método Just in Time para tu bolsillo

Just in time
Imágen cortesía de
photostock/FreeDigitalPhotos.net

Hoy te voy a contar acerca de un método que he encontrado en la página La nueva ruta del empleo para ahorrar en casa y evitar gastos innecesarios.

Se trata de un método basado en un sistema que ha utilizado Toyota, empresa japonesa, para realizar ajustarse a los tiempos críticos, sin detrimento de la calidad de su productos, llamado Just in Time, que permitía aumentar la productividad y reducir el costo de gestión y pérdida en almacenes.

Aunque el método en sí  en una lectura superficial  no le encuentro mucho punto en común, si es muy rescatable la conclusión y relación que llegan el autor del artículo,  aplicado a nuestro bolsillo.

Cuantas veces vamos al super y esos escaparates a la entrada con ofertas de algo que nos gusta, estamos a un segundo de cogerlo, haciendo cuentas mentalmente de cuanto dinero nos queda o de si nos alcanzará con lo que tenemos que comprar después?

Pues para evitar caer en la “tentación” y librarnos “del mal” (Amén!), en cuanto lleves tu mano a tomar ese producto hazte estas 5 preguntas:

1.-¿Para qué quiero ese producto?

2.-¿Por qué lo necesito o realmente lo necesito?

3.-¿Puedo sustituirlo por algún otro producto que ya tenga en casa?

4.-¿Puedo permitírmelo?

5.-¿Puedo encontrarlo más barato?




Indudablemente que con estas preguntas te hará recapacitar en un minuto y seguirás cumpliendo con tu lista
de compras dentro de tu presupuesto. 

Que no te “tienten” los genios del marketing!

Y hoy de postre…Budín de Pan!

bundín de pan
Budín de pan con pasas – Imágen de Cocinachic.

Esta semana, me he estrenado elaborando un postre que hacía años no comía y que lo  preparaba mi mamá y mi suegra en Argentina, es el budín de pan,  muy conocido en Latinoamérica aunque cada uno con su versión.

Muy pero muy  fácil de preparar aunque  por internet puedes ver diferentes recetas,  te paso el proceso de cómo lo hice y las opciones que puedes agregar.

No solo es fácil sino que muy económico, solo te hace falta pan que te haya quedado por ahí del día anterior,  o que te quede un poco duro. También puede ser con galletas, bizcochos, biscotes, pan bimbo (que no este rancio, se entiende).
En mi caso, como no suelo dejar el pan fuera, porque lo guardo en el congelador y  saco  a medida que lo necesito, se me ocurrió usar para elaborar el  budín de pan, los bordes del pan bimbo (o sucedáneos de marca blanca en mi caso,  Mercadona) que hemos quitado para hacer los típicos sandwichs de miga como se come en Argentina (muy común allí,  se encargan en lugares especializados para los cumples o cualquier tipo de celebración, a los chicos les encanta.. y a los grandes también.

Asi que manos a la obra!

Ingredientes:

-500/600gs de pan del día anterior/ bordes pan bimbo/ bizcochos, etc.
-600 ml.de  leche aprox.
-4 huevos
-200 gs de azucar
-esencia de vainilla/ canela/ o ralladura de naranja o limón para dar sabor
-pasas de uva  ó pepitas de chocolate (opcional)

Elaboración:

En un cuenco bien grande colocamos el pan bien troceado y le agregamos la leche, la cual tiene que quedar casi cubriendo el pan, vamos mezclando de forma envolvente y suavemente para que se vaya empapando el pan en la leche y  absorbiendo el líquido. Dejamos unos  minutos para que siga su proceso.

Mientras en otro cazo, batimos bien los 4 huevos con los 200 gs de azúcar, cuando este espumoso, lo incorporamos al cuenco grande con el pan, agregamos los saborizantes elegidos (canela, vainilla, o ralladura de limón etc) y mezclamos todo bien.
Pasamos la  mezcla por la Termomix, o la batidora para hacer puré, para que quede reducido una mezcla homogénea y espesa. Incorporamos  las pasas de uva o pepitas de chocolate si es tu elección. Yo no le puse nada, porque no tenía y quedó espectacular igual.

Por otro lado, en un  molde que utilizarás para cocinar el budin de pan,  típica budinera o  flanera, etc. colocamos en la base, azúcar y lo ponemos al fuego hasta que se vaya caramelizando, vamos moviendo el molde ayudádonos con la mano, de manera que el caramelo vaya cubriendo un poco las paredes.
Incorporamos la mezcla en el molde y lo llevamos a horno  180º  a baño maria unos 30 minutos aprox.. Puedes pinchar con un cuchillo y si sale casi seco, es que ya esta, lo retiras del horno y lo llevas a la nevera hasta que se enfríe.

Lo desmoldamos sobre una fuente y veras que cae el caramelo y queda como si fuera un flan pero más consistente. Y ya está!  Puedes acompañarlo con nata montada a gusto.

El costo  es prácticamente mínimo. Si no tienes pan, puedes comprar en el súper alguno de pueblo, o el que  viene para las torrijas, lo mas barato, como mucho gastarás 1€ y si quieres comprar pasas de uva es el resto no llega a 2€. El resto de los ingredientes lo tienes en tu alacena de infaltables.

La imagen  la tomé de Cocinachic, aqui les dejo el enlace para que vean otra variedad deliciosa de budín de pan.
Que lo disfruten!

5 Tips para ahorrar en tu factura de luz

ahorro electrico
Ahorro Eléctrico – Imagen de Freepik

Navegando por internet, en busca de algún indicio o noticia que me demuestre que los aumentos de las facturas de electricidad en realidad son mucho más de lo que anuncian, porque no se a ustedes, pero yo cada vez uso menos pero la factura cada vez es mas elevada. No encontré nada en principio interesante con ese tema, igual poco podemos hacer, mas que protestar o demostrar mediante largas gestiones ante algún organismo de control o judicial.

Pero si, he dado con unos datos interesantes como para tener en cuenta  y es que muchos de los artefactos que tenemos conectados a la electricidad, se los considera  “vampiros eléctricos” ya que consumen energía las 24 horas  aún estando apagados. Todo dispositivo que necesite tener alguna lucecita, o un reloj encendido aunque este en stand by,  necesitan de electricidad para mantenerse y que si lo administramos con inteligencia, podemos ahorrar unos cuantos euros en la factura de luz, haciéndose notorio en el gasto anual.

Para ello, te doy estos  5 tips para que ahorres en tu factura:

1.- Desconecta el interruptor en el cuadro de controles de luz, la vitrocerámica y el horno! Expertos en estos temas, aseguran que aún cuando no estamos usándolo, sigue “chupando” energía, no tantos como cuando los tenemos encendidos, pero lo suficientemente importante para que horas y horas, sumando pequeñas cantidades todos los días, puedan reflejar un interesante numero en nuestra factura. Por lo tanto, si no tienes identificados en los cuadros de controles cual es el de la vitro y horno, deberás ir probando uno por uno, bajando la perilla, a ver cual corresponde. Identifica cada interruptor con su dispositivo para cualquier contingencia que puedas tener en un futuro. Cuando a la noche nos vamos a dormir y ya no la usaremos hasta nuestro desayuno, baja la perilla de su control, y a la mañana siguiente la vuelves a conectar. Son 12 horas aprox. de ahorro diario.

2.- Utiliza un temporizador para el termo eléctrico:  No hace falta tenerlo todo el día encendido ya que  cada vez que usamos un poco el agua caliente, sea para lavar una taza, o una ducha, el nivel del agua caliente baja, con lo que el termo debe llenarse nuevamente a su nivel y comenzar el proceso de calentamiento y mantenimiento de calor continuamente. Ese proceso exige un alto consumo de electricidad, por lo que podemos ahorrar significativamente si programamos el tiempo de calentamiento con un temporizador, que lo puedes comprar en una ferretería o en los chinos. Conectas el termo a este dispositivo que a su vez, irá enchufado al toma corriente. Programas la hora quieres que  se mantenga apagado. Por ejemplo, si en casa todos se acuestan a las 23hs, puedes configurar que se apague a esa hora y se encienda a las 9hs del día siguiente. En caso de que se necesite una ducha rápida matutina, el termo aún mantiene el agua caliente. No será un calor para hacer sopa de humanos, (que siempre alternamos con agua fría) pero lo suficientemente agradable. Con esto ahorras 10 horas de consumo energético diarias por estar conectado y chupando electricidad para mantener el calor del agua.

3.- Utiliza una regleta para conectar varios artefactos y  apágalos desde allí cuando no los uses durante el día. No los dejes en stand by. Si tienes un TV, un decodificador, o una videograbadora, un teléfono inalámbrico,  agrupa los mas que puedas en una de estas regletas y mientras no estas en el día, o cuando te vas a dormir, puedes apagarla, desconectando de esta manera, todos los electrodomésticos que estén conectadas a ella. De esta manera los protegemos de  problemas de cortos o sobrecalentamiento y si bien  dicen que es mínimo el consumo que puede llegar a ahorrarse, yo he comprobado que NO es muy mínimo. En conjunto, la TV de plasma o LCD, el ordenador, el decodificado, la impresora, se apaga totalmente y he visto un bajón de un 10% en la factura.

4- No dejes cables conectados a la nada: Si tienes conectado el cargador del móvil y sin estar cargando, es energía que gastas. Todo cable enchufado a la electricidad que no va a parar a ningún electrodoméstico o dispositivo es electricidad que se escapa. Si no vas a cargar el móvil, desconéctalo.

5- De mas está decir que cambies las bombillas por las de bajo consumo, pero ojo donde y cuales compras. Yo ya estoy harta de comprar barato, porque  se queman en menos de dos meses. Si compras en algún supermercado, guarda el ticket y el embalaje y pon una fecha en el mismo para saber en donde la colocaste. Si se quema, ir con el ticket y el embalaje  y reclamar. No se si servirá de algo, pero aunque sean mas baratas como  las marcas blancas, (a mi me cuesta gastar 4 euros por bombilla, para que se quemen en menos de un mes) no se la van a llevar de arriba.

Te recomiendo leer este artículo de Te Atreves a despertar, que paso a paso demostrarán como va bajando nuestro consumo de electricidad desde un medidor de luz,  a medida que vamos desconectando artefactos innecesarios, te asombrarás.

¿Qué otro tip de ahorro eléctrico conoces  que nos puedas compartir?

Para saber mas:

http://www.afinidadelectrica.com.ar/